Andy Warhol y su obsesión por las fragancias

Fecha

Un aspecto poco conocido del artista era su imaginación olfativa y su pasión por las fragancias. Warhol deseaba capturar los olores de ciertos lugares, como su amada Nueva York, y también ciertas experiencias para revivirlas con solo abrir la botella.

Andy decía que usaba un perfume durante unos meses y luego cambiaba a otro, de modo que cada breve etapa de su vida estaba asociada a un aroma”, explica Jessica Murphy, responsable en el Museo de Brooklyn de la muestra Andy Warhol: Exposición Revelación. Hasta el mes de junio, este museo neoyorquino organiza unas visitas olfativas que se centran en el interés de Warhol por los olores.

Orígenes

Si nos remontamos a la infancia de Warhol, la gira de aromas Revelation considera que su amor por las fragancias, tiene su origen en su fe católica. Cuando era niño, asistía cada semana a misa y, el olor de las velas y los inciensos elaborados con resinas de plantas y especias, crearon un aroma muy especial para el artista.

Se estima que el primer contacto de Warhol con las fragancias de firma fue durante su etapa como estudiante de arte en Pittsburgh, donde aceptó un trabajo como escaparatista en unos grandes almacenes llamados Joseph Horne’s, que tenían una amplia sección dedicada a los perfumes.

Su idilio con las fragancias continuó cuando, ya licenciado, se trasladó a Nueva York en 1949. Allí creó escaparates centrados en perfumes y empezó a ilustrar para los principales gigantes de la industria de la belleza.

Fue a principios de los años 60 cuando Warhol empezó a usar fragancias a diario, y a engrosar su ya legendaria colección personal de perfumes. Al parecer, le encantaba mirar los anuncios de los perfumes en las revistas antiguas de los años 30 y 40, e imaginar cómo olían a partir de sus nombres.

Perfumes favoritos

Warhol tenía varios perfumes que usaba con asiduidad, como el emblemático Chanel Nº5, pues estaba convencido que tanto hombres como mujeres podían llevarlo.

Este enfoque sin género de las fragancias, le llevó a coleccionar las que elaboraban los diseñadores de su círculo social. “Andy usaba frecuentemente la fragancia original de Halston para mujeres. En ello había un elemento personal, ya que él y Halston eran amigos”.

También era devoto de YSL pour Homme y Opium, además de Caron y Guerlain. Siempre que el artista estaba en París, disfrutaba comprando perfumes con frascos elegantes.

Está claro que, tanto en su vida personal como en sus obras de arte, las fragancias (desde el punto de vista aromático y también como expresión de marcas de lujo) fueron una fuente de inspiración constante para Warhol, que revolucionó el arte moderno. 

Si te ha parecido interesante la noticia, ¡déjanos un comentario! ⬇️

Fuente: https://www.vogue.es/belleza/articulos/andy-warhol-perfumes-preferidos 

Más
articulos