Cómo usar perfumes en verano

Fecha

¿Qué sucede con las fragancias en la época de verano? ¿Debes cambiar tu perfume en vacaciones? ¿Puede provocar reacciones con la exposición del sol? ¿El calor modifica su aroma? A continuación, te mostramos unos consejos para perfumarte en verano. 

Revisa siempre la composición de la fragancia

Un perfume puede provocar una reacción sin necesidad de exponerte al sol. La International Fragrance Association (IFRA) revisa periódicamente las dosis máximas de los posibles alérgenos en potencia, para así proteger a los usuarios.

Gracias a este exhaustivo control, los fabricantes de perfumes tienen que incluir en el etiquetado las materias primas que son potencialmente alergénicas. 

El calor puede afectar al aroma

Las moléculas más susceptibles son las más volátiles, como por ejemplo las notas cítricas, y sí pueden resultar deterioradas por el calor. Los cambios de temperatura pueden desencadenar reacciones químicas y hacer que envejezca más rápido.

Se trata de las materias primas que reconocemos nada más pulverizar la fragancia porque, debido a su alta volatilidad, llegan con facilidad a nuestros receptores olfativos. ¿Un consejo? Guarda tu perfume en un lugar oscuro y fresco, como puede ser un armario. 

Las claves para perfumarse en verano

Si tienes predilección por las fragancias cítricas y quieres que su aroma perdure a lo largo del día, mantén tu piel muy bien hidratada. Usar loción hidratante antes de perfumarnos nos ayudará a fijar el perfume por más tiempo.

Otra opción es directamente perfumar tu cabello o ropa, ya que al sudar los aceites naturales de la piel destruyen tu perfume más rápido.

¿Qué fragancias seleccionar en verano?

Si te decides por un verano aromatizado con materias primas cítricas, ten presente que en una hora sus notas volátiles desaparecerán. 

Por eso, es preciso fijarse en que la fragancia esté construida con notas de fondo como maderas o almizcles, para alargar su efecto sobre la piel sin renunciar a la salida refrescante.

Más
articulos