La ciencia y la perfumería molecular

Fecha

¿Sabías que la perfumería molecular es una de las grandes innovaciones científicas en el mundo del perfume? La ciencia está presente de muchas formas en nuestro día a día y, por supuesto, también lo está en la perfumería. 

Algunos ingredientes proceden directamente de la naturaleza como, por ejemplo, la cáscara del limón o los pétalos de flor. Otros, en cambio, se crean de manera científica en laboratorios, combinando así la inspiración de la naturaleza con la tecnología que hoy la ciencia nos ofrece.

¿Qué es la perfumería molecular?

La perfumería molecular es una de las grandes innovaciones científicas en el mundo de las fragancias y, gracias a ella, se pueden recrear aromas y crear otros nuevos como el de algunas flores silentes (o mudas), de las que es imposible extraer la esencia de olor, o el aroma de un elemento que no tiene olor, pero sí nos aporta sensaciones, como el olor a mar, olor a lluvia, olor a bosque.

A menudo, entre el 50 y 90% de los ingredientes de una composición olfativa provienen de los productos sintéticos, muy controlados por la normativa europea.

¿Sabías que, en un año, los investigadores desarrollan entre 500 y 3.000 moléculas? Seis años después, solo 4 o 5 de ellas formarán parte de la paleta de los perfumistas tras haberse sometido a una batería de evaluaciones. Dar vida a una nueva molécula no es tarea fácil 😉

Orígenes

Un mundo sin perfume sería un mundo sin historia. El perfume es en cada época el testigo de la sociedad y de sus avances.

Fougère Royale de Houbigant fue el primer perfume en introducir una molécula sintética en 1882, la cumarina, con olor a heno recién cortado y tabaco. Esta molécula sigue siendo muy utilizada hoy en día en perfumería.

En 1889, Guerlain sacó al mercado Jicky que contenía vainilla, un ingrediente sintético. Se le considera como el “primer perfume moderno”, porque fue la primera fragancia unisex en el mundo de la perfumería.

Naturaleza y ciencia en el perfume

En la creación de fragancias, encontramos mayor flexibilidad cuando se combina la perfumería natural con la molecular. Se complementan ambas, ya que lo que le falta a una se lo da la otra. Se expanden las fronteras de la creatividad y se da lugar a maravillosas composiciones olfativas. 

Existen aproximadamente mil ingredientes naturales catalogados, mientras que los perfumistas pueden descubrir cada día nuevas moléculas. Sin las moléculas, no se podían hacer muchos de los perfumes y abren un lenguaje mucho más rico de evocación. No hay límite para que ciencia y naturaleza convivan con respeto.

En definitiva, los perfumes actuales no existirían sin la perfumería molecular.

Fuente: https://www.academiadelperfume.com/naturaleza-y-ciencia-en-el-perfume-por-marina-barcenilla/

Más
articulos