¿Se puede vivir sin oler?

Fecha

Imagina un mundo en el que no hubiera sentido del olfato.

El aroma del café a la mañana, de las flores frescas, la ropa limpia, el pan recién horneado o tal vez el olor reconfortante de los seres queridos. Todo se ha ido.

Esta es una realidad para cerca del 5% de la población, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que alerta de los problemas que puede suponer para otros sentidos como el gusto.

La anosmia: vivir sin oler

La anosmia es la pérdida total del olfato, temporal o permanente, que también disminuye la capacidad para percibir los sabores, de manera que su deficiencia se relaciona con pérdida del sentido del gusto.

Este trastorno olfativo, que impide apreciar cualquier olor, puede venir acompañado de otros síntomas como depresión o falta de apetito, ya que el 80% de lo que saboreamos viene del olfato. Supone una doble pérdida, pues el sentido del olfato completa al sentido del gusto determinando, en gran parte, el sabor y la palatabilidad de las comidas y bebidas.

La pérdida de olfato afecta también a la memoria. Es este sentido el que tarda solo medio segundo en reconocer los aromas almacenados en nuestra memoria. Por eso, esta afectación puede venir acompañada de sintomatología depresiva, debido a que estímulos olfativos asociados a recuerdos emotivos ya no se pueden sentir, lo cual hace que la persona sienta que ha perdido parte de su capacidad de recordar.

Nos sumamos a la hora de concienciar sobre la importancia de este sentido en nuestras vidas y te animamos a que conozcas la labor y las reivindicaciones de la Asociación Española de Anosmia.

Fuentes: https://www.topdoctors.es/diccionario-medico/anosmia

https://seorl.net/poblacion-mundial-anosmia/

https://asociacionanosmia.com/

Más
articulos